Conclusiones Zaragoza

CONCLUSIONES XIX JORNADAS NACIONALES DE LA CARNE Y SEGURIDAD ALIMENTARIA ZARAGOZA, 7 DE NOVIEMBRE DE 2008

  1. La seguridad alimentaria es un derecho de los consumidores y es obligación de los explotadores de la empresa alimentaria y de las autoridades garantizarla.

  2. En los últimos años se han hecho grandes avances para garantizar la seguridad alimentaria, pero no debe bajarse la guardia siendo necesario estudiar y tener previstas medidas frente a nuevos peligros que pueden aparecer. Se deben tener en cuenta especialmente los peligros relacionados con las resistencias bacterianas a los antimicrobianos y los derivados del comercio de alimentos globalizado así como los relacionados con la aparición de nuevos sistemas de producción.

  3. Aunque a nivel europeo se mantiene el número de casos humanos por Salmonella, Campylobacter y Listeria, muchos de ellos de origen alimentario, se observa un mayor número de casos esporádicos que presumiblemente tiene su origen en el hogar, por lo que se considera que para prevenirlos conveniente dedicar más atención a la formación de los consumidores en seguridad alimentaria.

  4. Las estrategias de control deben abarcar toda la cadena alimentaria, como lo demuestra el hecho de que en España ha habido en los últimos años una disminución de los brotes asociados a Salmonella en huevos y carne de aves, debido presumiblemente a la aplicación de procedimientos de autocontrol basados en APPCC en las empresas del sector y la aplicación de medidas preventivas en el sector primario.

  5. La descontaminación de canales se considera una medida que puede ser eficaz para el control de los riesgos microbianos relacionados con las carnes, siempre como

    medida complementaria de las buenas practicas higiénicas y de los controles en producción primaria.

  6. La nueva propuesta legislativa de la UE relativa a la protección de los animales en el sacrificio se considera un importante avance que responde a las exigencias de los

    ciudadanos de respeto del bienestar animal, aunque se reconoce que puede requerir importantes inversiones en los mataderos.

  7. En relación con esta nueva normativa, preocupa la falta de regulación de los aspectos referidos al sacrificio según determinados ritos religiosos lo que puede dar lugar a sacrificios de animales sin respetar los criterios que demanda la sociedad sobre el bienestar animal. Es inadmisible que lleguen al consumidor carnes de animales

    sacrificados por estos ritos sin que tenga información al respecto. Es imprescindible regular la información al consumidor y garantizar la trazabilidad de las carnes de

    animales sacrificados sin insensibilizar.

  8. Aunque la utilización de aditivos en los alimentos en general no es bien aceptada por el consumidor, para garantizar la seguridad alimentaria se considera necesario

    su uso de forma equilibrada y en las condiciones señaladas por la legislación. Se debería dar una mayor información al consumidor sobre sus beneficios. En los casos en que la legislación sea imprecisa para determinados productos, se debe clarificar las condiciones de uso, como se ha hecho para los nitratos y nitritos en productos cárnicos.

  9. El desarrollo de nuevos métodos de envasado de alimentos tiene grandes ventajas para la seguridad alimentaria. Nuevas normativas deben clarificar el uso de los envases activos.

  10. Los sistemas de gestión de la calidad de las empresas son un instrumento adecuado de control de la seguridad alimentaria. Estos sistemas de gestión deben abarcar toda la cadena alimentaria, siendo puntos clave la homologación de proveedores y la implantación de sistemas adecuados de trazabilidad. Su uso aporta valor a la empresa alimentaria.

  11. Los planes nacionales y autonómicos de seguridad alimentaria son un instrumento de primera importancia para gestionar los recursos de control oficial alimentario. Se

    espera que la promulgación de una ley nacional de seguridad alimentaria, anunciada para esta legislatura, permita reforzar la coordinación y gestión de la seguridad

    alimentaria en todo el Estado.

  12. Las auditorías de los procedimientos de autocontrol de las empresas alimentarias y las inspecciones son actividades de control oficial complementarias. La aplicación de auditorias supone una oportunidad de mejora continua de la seguridad alimentaria de las empresas alimentarias. Las Administraciones deberían un profundizar

    en la formación de auditores.

  13. Es importante la promoción de las diversas figuras de calidad alimentaria (Denominaciones de origen, Indicaciones Geográficas Protegidas y otras) entre los consumidores. Añaden valor añadido a los productos.

  14. Es de gran importancia que las Agencias de Seguridad Alimentaria desarrollen tareas de evaluación de riesgos como forma de adelantarse a futuros peligros y desarrollen actividades de información y formación de la población y de otros profesionales en materia de seguridad alimentaria.

  15. La seguridad alimentaria debe basarse en profesionales bien preparados, destacando el papel de los veterinarios en relación con los productos de origen animal.

  16. Se debe desarrollar la figura del auxiliar oficial de inspección veterinaria en mataderos en toda España para mejorar la aplicación de la normativa comunitaria de control oficial en estos establecimientos.

  17. Las actividades de control de las autoridades sanitarias han de ser transparentes y visibles para el público.

LA JUNTA DIRECTIVA DE AVESA